domingo, 11 de marzo de 2012

Reflexiones del Pianista en la Sierra: satisfacciones musicales

Ningún concierto es igual al anterior. Ni el espacio donde lo das, ni el público, aunque ya te hayan escuchado anteriormente, ni tu propia ejecución como músico, que debe ser siempre diferente,... todo tiene la gran cualidad de ser un momento único, como la música que es efímera, pasan las notas y han sido esas notas en el aire totalmente diferentes a las de cualquier otro momento. Esa es la auténtica magia del directo que nunca podrá superar una grabación ni una máquina y ni tan siquiera el propio músico que realmente se ve atrapado y transportado por la música que surgue de sus manos, su voz...
Poder vivir la experiencia de forma continuada de dar conciertos en directo con sus satisfacciones e innatas preocupaciones de intentar dar siempre lo mejor de uno mismo es incomparable musicalmente a cualquier otra situación. Incluso ahora que estoy planteando la grabación de mi primer disco de composiciones propias sé a ciencia cierta que aunque me satisfaga lo grabado en el futuro nunca se acercará ni por asomo a la sensación que tiene uno al tocar en directo.
Y si hoy me sorprendo con estas reflexiones es síntoma de una gran satisfacción por el concierto realizado en el día de ayer con The Pop Art Ensemble, proyecto o mejor dicho sueño que se ha hecho realidad. Como todo lo onírico o como mis propios sueños, esos en los que nadie puede entrar, no tenía éste una forma predefinida. Era tener la sensación de realizar versiones de una manera diferente, imbuirlas de mi propia personalidad como pianista y hacer partícipe a otros músicos y con su valiosa aportación, de mi forma de entender la música de mis adorados Beatles. Y que mejor que comenzar poco a poco; y es que The Pop Art Ensemble comenzó como un "simple" dúo de voz piano y ha acabado en eso, en una ensemble de músicos formada por un cuarteto de cuerda y ese incipiente dúo.
Sí, ayer fue un gran concierto e intento decirlo con humildad de músico que se siente satisfecho con lo dado al público pero que, - muy importante - a la par disfruta desde el escenario, vive la música escuchando desde el escenario...es algo difícil de expresar.
Y es que con The Pop Art Ensemble buscamos esa vuelta de tuerca a los temas ya archiconocidos del cuarteto de Liverpool y que mejor que hacer un "She loves you" como un blues y con cuarteto de cuerdas o cuando nos da por interpretar el último single de Paul McCartney recién estrenado hace menos de un mes, "My Valentine".


Ideas e ilusiones espontáneas que sinceramente creo que otorgan aire fresco a cualquier proyecto musical, tanto para los propios músicos como para el público oyente, el que tiene la última palabra y las de ayer fueron calor y aplausos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario